Si algo aprendí durante los 11 meses de nuestro viaje por Asia y Europa es que para viajar no es necesario contar con mucho dinero, ya que existen multitud de formas de hacerlo de manera económica y que, por lo tanto, se ajusten a nuestro pequeño presupuesto. No obstante, a veces, nunca está de más contar con una serie de truquillos que nos ayuden a dar con las mejores ofertas. Por eso, queremos enseñarte algunas propuestas muy útiles para abaratar todos tus viajes.

cómo viajar de la forma más barata

Busca las ofertas de última hora

Una de las mejores formas de viajar barato es buscando las ofertas de última hora. Por esta razón, puede ser de utilidad consultar periódicamente páginas webs que nos ayuden a encontrar las mejores gangas. Para dar en el clavo con las ofertas de viajes última hora existen buscadores especializados que te permiten filtrar tu búsqueda en función de tus preferencias geográficas y del tiempo del que dispongas para realizar el viaje. Una de estas páginas de ofertas es Centraldevacaciones.com.

Acierta con la época del año

Para que un viaje no se encarezca en exceso lo mejor será no hacerlo en temporada alta. Esto es algo que ya sabías ;P Sin embargo, hay que tener en cuenta que la temporada alta, baja o media no es la misma en todos los lugares y que ésta dependerá, entre otros factores, de las condiciones meteorológicas de cada período. Por ejemplo, no hace mucho mi hermana se compró vuelos a Glasgow o NewCastle por menos de 20 euros. ¿Una ganga? Sí, pero teniendo en cuenta que eran para noviembre y febrero, unos meses muy fríos en ambas ciudades pero… ¿qué más? ¡Metemos un par de jerseys gordos o una camiseta térmica en la maleta y listo!

Por otra parte, otro consejos para abaratar el viaje es evitar fechas que coincidan con algún evento popular o excesivamente multitudinario. Por ejemplo, los vuelos a Alsacia en el puente de diciembre o Navidad son muchísimo más caros que en cualquier otra época del año. 

Compra un vuelo barato

Aunque siempre es posible encontrar un vuelo barato, hay determinadas fechas en las que las compañías aéreas comercializan un gran número de ofertas como, por ejemplo, durante el famoso Black Friday. Asimismo, a la hora de comprar un vuelo, tampoco olvidemos que durante los días festivos y los fines de semana éstos suelen ser más caros, ya que se producen un mayor número de consultas. Por lo general, dicen que el mejor momento de la semana para comprar un vuelo es un martes a las 3 de la tarde.

Vuela con escala

Tener mucho tiempo nos facilitó mucho durante nuestro viaje por Asia y Europa encontrar vuelos baratos. Si tienes suficiente tiempo y quieres ahorrar un poco, puedes realizar un vuelo con escala, ya suelen ser los más baratos. Eso sí, realiza escalas solo en vuelos de media-larga duración porque sino solo conseguirás perder un tiempo del viaje difícilmente recuperable.

Viaja desde un aeropuerto alternativo

En los aeropuertos más famosos, importantes o cercanos a grandes ciudades los vuelos son más caros. Y aunque a priori pueda parecer menos práctico, viajar a un aeropuerto secundario o alternativo es una buena opción para volar más barato. Así, aunque tengas que desplazarte más y, tal vez, coger algún medio de transporte adicional, estos aeropuertos suelen compensar porque siempre cuentan con ofertas más económicas.

Reserva con bastante antelación

Si comprar los vuelos con antelación es importante para obtener un buen precio, también es clave reservar alojamiento con bastante tiempo de margen. Así, no solo te saldrá más barato sino que tendrás un abanico más amplio de posibilidades a la hora de escoger hotel. Aunque… ¡ojo! Si se reserva con muchísima antelación, echa un ojo a opciones que permitan recuperar parte del dinero desembolsado en caso de cancelación

Opta por dormir gratis

Si te disgusta la idea de gastar dinero en un hotel, una pensión, un albergue o cualquier tipo de hospedaje, es mejor que explores otras alternativas que resultan gratuitas y que, además, ofrecen la posibilidad de conocer gente autóctona. Por ejemplo, durante nuestro viaje nosotros hicimos Couchsurfing y también fuimos pet sitters.

Gracias a estas opciones de alojamiento gratis, no solo ahorramos dinero viajando sino que pudimos conocer gente autóctona que nos enseñó su cultura y los mejores rincones de su ciudad o pueblo, además de darnos muy buenos consejos durante nuestra estancia. Otra buena opción para ahorrar dinero que hace tiempo que tengo muchiiiiisimas ganas de probar es acampar, siempre que el clima lo permita, por supuesto.

Elige el mejor transporte

Uno de los aspectos claves a la hora de rebajar el precio final de un viaje radica en optar por los mejores medios de transporte. Esto será fundamental no solo para desplazarnos desde nuestra casa hasta nuestro destino de viaje, sino que también será muy importante para movernos dentro de una misma ciudad, país o región.

Por ejemplo, en una ciudad com Bangkok moverse en taxi es muy barato, ¡pero lo es aún más hacerlo en autobús!

Come barato

Comer es un placer pero durante un viaje, especialmente si es de varias semanas, es importante andarse con ojo para que no se nos vaya gran parte del presupuesto del viaje en la comida.

Obviamente, nunca está de más darse un capricho y acudir a un buen restaurante de comida local, pero, lo ideal es encontrar el equilibrio. Si un dia vas a un sitio más caro, otro día puedes comprar comida en el supermercado y hacer un picnic. Nosotros, por ejemplo, a veces también compramos fruta o cereales y leche para hacer el desayuno en el alojamiento.

En el caso de países asiáticos como, por ejemplo, Vietnam, Malasia o Tailandia, una muy buena opción es la comida callejera, que en muchas ocasiones es incluso más barato que comprar comida en el supermercado.

Viaja como voluntario

Una de mis tareas pendientes en la vida es hacer un viaje como voluntaria. Viajando como voluntario ayudarás a mucha gente al mismo tiempo que conoces un lugar nuevo. De este modo, pagarás con tu tiempo y no con tu dinero, por lo que ahorrarás y además, mucho más importante, contribuirás al cambio social y a la mejora de las condiciones de vida de muchas personas. Además, hoy en día, existen muchas páginas web especializadas en buscar voluntariados por todo el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.