¿Casualidad o destino? No lo sabemos pero nuestro primer día en Ao Nang decidimos hacer autostop para llegar del hotel a la playa a encontrarnos con Robert y Alexandra  e…¡hicimos el gran descubrimiento lúdico-gastrónomico de Ao Nang: el Let’s Go Café’ and Bar!

Mesas y río en Let's Go Café' and Bar
Let’s Go Café’& Bar, el lugar perfecto de Ao Nang para disfrutar de comida y un baño en el río

Decidimos hacer por primera vez autostop y nos recogieron dos chicas muy majas. La que conducía era la que más dominaba el inglés y nos contó que se llamaba Zmile (los thais suelen “ponerse” un nombre en inglés que sea más fácil de pronunciar a los extranjeros). También nos dijo que tenía un restaurante con “piscina” y que si queríamos ir solo teníamos que llamarla y ella pasaría a buscarnos donde estuviéramos.

Nos sonó un poco a turistada, la verdad, pero…un par de horas después cuando el hambre empezó a llamar a la puerta, pensamos que no teníamos nada que perder y la llamamos. A los 10 minutos, Zmile estaba en el lugar acordado y nos llevó al restaurante. 

Vamos al restaurante con más encanto de Ao Nang

Desde que pusimos el primer pie en el Let’s go Café’ and Bar nos dimos cuenta de que era un restaurante impresionante. Ubicado en un entorno asalvajado, al entrar estás rodeado de todo tipo de plantas que dotan de un verde precioso al lugar. Además, para llegar hasta las mesas cruzas un mini puente y se escucha el relajante curso del agua…

En el restaurante hay dos zonas: una protegida con una carpa, por si no quieres que te de el sol o para protegerte de la lluvia, y otra justo al lado del riachuelo en el que puedes darte un baño fresquito ya que es de fácil acceso. 

El riachuelo del Let’s Go Café’ and Bar del que no querrás salir

¿Qué comer en el Let’s Go Café’ and Bar de Ao Nang?

Aunque la joya de la corona del Let’s Go Café’ and Bar es la posibilidad de darse un baño en el riachuelo, la comida también nos sorprendió muchísimo. El menú es bastante variado y puedes encontrar desde comida tradicional tailandesa (pad thai, arroz frito, etc) también es posible comer comida rápida como patatas fritas o unas gambitas rebozadas. Además, ¡también tienen barbacoa! El primer día que fuimos yo me pedí un pad thai para comer y un thai tea para beber. Han sido de los mejores que he probado durante nuestra ruta de un mes por Tailandia.

Al día siguiente, Zmile nos comentó que podíamos comprar pescado y marisco fresco en el supermercado y ellos nos lo hacían a la barbacoa. ¡No lo dudamos ni un momento! Por menos de 10 euros compramos pargo y 1 kilo de gambas y nos lo cocinaron en el bar por tan solo 200 baths. 

El restaurante abrió hace apenas un mes y todavía se están dando a conocer pero si estás pasando unos días por Ao Nang, quieres alejarte de la zona turística, comer bueno y barato y disfrutar de un entorno natural…¡el 
Let’s Go Café’ and Bar es tu sitio! Aún no tienen página web pero si quieres contactar con ellos, puedes hacerlo a través de su Facebook.

Nos vemos a bordo, tripulación 😉 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.