Que Málaga es la ciudad de moda en España es algo que no se le escapa a nadie. El crecimiento de la urbe andaluza ha sido de vértigo en los últimos años, posicionándose en el mapa mediático, turístico y cultural como uno de los must que visitar. Por eso todo el mundo quiere saber qué ver en Málaga.

Su excepcional clima, la diversidad de su gastronomía, las playas y una oferta museística muy importante, in crescendo cada año y con el Museo Picasso por bandera, hacen de la capital boquerona un imprescindible en nuestras listas de próximos destinos.

La oferta museística de Málaga va in crescendo y se está convirtiendo en un reclamo turístico

Nosotros tuvimos la oportunidad recientemente de pasar unos días haciendo turismo en Málaga. Y, para conocer mejor su casco histórico y todos los entresijos que guarda, Musement (una página web para comprar entradas para museos y monumentos de todo el mundo) nos ofreció hacer una Visita Completa por Málaga. Y, sin duda, fue la opción perfecta para no perdernos nada de lo que ver en e ir sobre seguro, de cara a hacernos una idea global de todo lo que Málaga da de sí.

Movidos por las muchas recomendaciones que encontramos en internet y por los comentarios de hosteleros con los que pudimos departir en nuestras primeras horas en la ciudad, la opción de realizar una ruta a pie por Málaga nos venía como anillo al dedo y, tras completar la visita guiada por la ciudad con Musement, acertamos de pleno.

Con el tour ‘Visita Completa por Málaga’ recorrerás la ciudad a pie durante 3 horas. La visita guiada incluye entradas a la Alcazaba y la Catedral, grandes emblemas turísticos de la ciudad

Recorrer el centro de Málaga a pie

Como queríamos ver en profundidad lo más destacado de Málaga, recorrer con información local y de primera mano su centro histórico y poder preguntar todas nuestras dudas, hacer un tour guiado por Málaga y a pie era lo que buscábamos.

En este caso, la Visita Completa por Málaga que ofrece Musement se realiza con guía local, e incluye entradas a la Alcazaba, Catedral y Teatro Romano, una ubicación inmejorable de partida –junto a la inevitable calle Larios- y tres horas de visita guiada por Málaga, tiempo más que suficiente para disfrutar y paladearlo todo sin desfilar como sardinas en una contrarreloj.

El Teatro Romano es una de las cosas que ver en Málaga
Teatro Romano de Málaga

En la visita al completo a la ciudad de Málaga, Candi, nuestra guía, nos mostró los principales emblemas de la otrora Malaka, como son el Teatro Romano, la Alcazaba y la majestuosa Catedral de Málaga, también conocida como «la manquita». No en vano, Málaga está considerada como una de las ciudades más importantes del reino nazarí, fue el principal puerto del país y en su Alcazaba se puede vislumbrar una pequeña Alhambra. Lo cierto es que las vistas panorámicas desde la citada Alcazaba son un deleite para los ojos, ya que contemplamos desde allí casi la totalidad de la ciudad.

Vistas desde la Alcazaba

Una de las cosas que más nos gustó de realizar un tour a pie por Málaga fue que el recorrido incluía las entradas a los monumentos, con lo que nos podemos despreocupar de precios y colas desde el inicio. Además, al realizar la visita en agosto nos vino de perlas ya que había bastante gente acumulada en los accesos tanto a la Alcazaba como a la Catedral, y no hacer cola alguna fue todo un plus.

Qué ver en Málaga: el Tour y sus paradas

Con nuestra guía Candi, una boquerona de pura cepa, arrancamos el tour a pie por álaga en la zona cero de la ciudad: su Teatro Romano, ubicado en pleno corazón del centro histórico.

Aquí recibimos la información necesaria para poner en contexto la historia de la urbe y las distintas civilizaciones que la han poblado a lo largo de los siglos. Así, supimos que el teatro romano, construcción que data del siglo I d.C., apenas fue descubierto en 1951 con la edificación de la célebre “Casa de la Cultura”. La importancia que adquirió para Málaga el Garum en la época romana, un antiguo “manjar” hecho con vísceras y restos de pescado, fue otro de los puntos fuertes de la primera parte del recorrido.

Justo encima del teatro romano se alza la poderosa Alcazaba, una fortaleza musulmana del siglo XI d.C. que conectaba en su día con el más tardío Castillo de Gibralfaro (siglo XIII). Estos bellos entramados de murallas, aljibes, jardines y el palacio nazarí, como pudimos entender desde el primer momento, son primordiales en la visita.

Sin duda fue una de las grandes sorpresas de la visita y cabe reseñar que, sin un guía que te explique los detalles de los arcos, piedras y construcciones varias que vas encontrando, no captarás ni de lejos el significado histórico que tiene la “Alhambra de Málaga”. Una imponente fortaleza a la que puedes subir en un ascensor y luego ir descendiendo entre murallas y palacetes, si bien nosotros lo hicimos al revés para ir degustando un lugar en el que, no tantos años atrás, llegó a haber una barriada de casas blancas pegadas a sus murallas. Algo que parece imposible a primera vista, pero la guía nos ayudó a comprenderlo mejor con diversas fotografías de la época.

Posteriormente, nos dirigimos hacia la cercana Catedral de Málaga, popularmente conocida como ‘La Manquita’, al faltarle una torre. “Nuestra Señora de la Encarnación”, una de las joyas renacentistas andaluzas, fue construida entre los siglos XVI y XVIII d.C., con numerosas interrupciones de por medio que la dejaron inconclusa. Más allá de su belleza monumental, otro de sus puntos más destacados es el órgano y el coro de su interior, con una sillería –obra del gran Pedro de Mena- que te dejará sin aliento.

Coro de la Catedral, otra de los imprescindibles que ver en Málaga
El coro de la Catedral de Málaga

Completada la visita a La Manquita, pasamos a relajarnos y pasear por las calles del casco histórico de la ciudad. Nos llamó poderosamente la atención las calle Císter, San Agustín (cerca de la Catedral) y Calle Larios, la arteria principal y comercial de Málaga. Precisamente en la iglesia de San Agustín, nos reafirmamos en el acierto de nuestra elección por la Visita Completa a Málaga. En ese bello templo fue bautizado Pablo Picasso, y encontramos el escrito oficial de tal suceso casi como un tesoro. Claro está, gracias a nuestra guía ya que es algo que suele pasar desapercibido por los turistas que recorren la ciudad por libre.

Ahí concluyó nuestra visita guiada por Málaga (en el enlace tenéis más información y podéis reservar entradas). Después de un extenso turno de ruegos y preguntas sobre restaurantes, sitios para comer pescado, etc. pusimos el punto y final a un recorrido magnífico gracias al que no nos dejamos nada que ver en Málaga, una ciudad que lo tiene absolutamente todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.