En Irlanda tienen un afán muy curioso por explicar con leyendas aquello que, a simple vista, no tiene explicación o se desconoce. Por ejemplo, no se sabe a ciencia cierta cuándo ni porqué se empezaron a pintar las puertas de colores. Sin embargo, hay tres leyendas que explican el porqué de las puertas de colores en Dublín.

Puertas de colores en Dublín
Las puertas de colores en Dublín dan brillo y vida a unas calles habitualmente grises debido a un clima frío y lluvioso

Puertas de colores en Dublín para revelarse contra Inglaterra

Sí, las puertas de colores en la capital de Irlanda no eran ni una forma de dar vida a estas calles tan grises por el clima, ni un estilo decorativo. Se trataba de pura y dura rebeldía contra Inglaterra.

Cuenta la leyenda que en 1861, cuando murió el príncipe Alberto, la Reina Victoria de Reino Unido comenzó un luto muy riguroso por el fallecimiento de su amado esposo. Tan tan riguroso que evitó aparecer en público durante un tiempo.

Pero eso no fue todo, la Reina quería que todos los ingleses, incluidos los irlandeses, compartieran ese luto y tristeza. Por eso, ordenó pintar de negro las puertas de las casas de Dublín. Los dublineses, ni cortos ni perezosos, y un poco rebeldes, decidieron pintarlas de colores.

Colores para no confundirse de casa

Dinio siempre ha dicho que la noche le confunde. Y a los irlandeses las grandes pintas que se tomaban por las noches…también. Según algunas leyendas, a veces llegaban tan borrachos que se confundían y picaban en la puerta del vecino.

La versión más negra de esta leyenda relata que un hombre borracho al llegar a casa encontró a su mujer con otro hombre y los mató. Al día siguiente, al despertarse… se dio cuenta de que estaba en casa de los vecinos. Desde entonces, cada habitante decidió pintar la puerta de su casa para diferenciarse.

Históricamente, esta podría ser la leyenda más verídica. De acuerdo con la historia que cuentan algunos guías y libros, a principios del siglo XX, los escritores George Moore y Oliver St. John Gogarty eran vecinos en Ely Place.

Al parecer, Gogarty tenía el hábito de llegar a casa borracho perdido y picar en la puerta de Moore en lugar de la suya. Moore, cansado de que sus visitas a horas intempestivas, decidió pintar la puerta de color verde para que así su querido vecino no se confundiera más. Gogarty decidió hacer lo mismo y… ¡así nació la moda de las puertas de colores en Dublín! Sin embargo, según los libros históricos, George Moore era generalmente abstemio. Tan solo bebía un poquito de vino durante la cena y rechazaba totalmente los bochornosos espectáculos que solían dar los borrachos por la calle.

En este punto, un aspecto remarcable es el hecho de que tanto la casa de George Moore como la de sus vecinos tenían un estilo georgiano. Esto suponía que la fachada del edificio tenía que seguir unas pautas arquitectónicas muy estrictas. Por ello, los residentes del Dublín georgiano sintieron la necesidad de diferenciarse y decidieron pintar sus puertas de colores. El más usado solía ser el rojo porque era también el más duradero.

Cada color para un oficio

La última leyenda para explicar el porqué de las puertas de colores de Dublín está relacionada con la necesidad de atraer clientes. Para cualquier trabajador, pintar su puerta de color rojo, amarillo, o cualquier otro, servía para llamar la atención de los vecinos y que supieran que en esa brillante y colorida puerta se encontraba un doctor, zapatero, carpintero…

¿Qué te han parecido las leyendas sobre las puertas de colores de Dublín? ¿Cuál es tu favorita? ¿De qué color pintarías tu puerta?

Otros recursos para tu viaje a Dublín

Si estás pensando en viajar a Dublín, no olvides utilizar Skyscanner para encontrar los vuelos más baratos. Por otra parte… ¡que nunca te falte un buen seguro de viaje! La Tarjeta Sanitaria Europea no cubre cualquier tipo de incidente. Por eso, nosotros viajamos con IATI Seguros y por ser nuestro lector, puedes llevarte tu seguro con un 5% de descuento a través de este enlace. ¡Aprovéchalo y quédate tranquilo ante cualquier imprevisto!

Y si necesitas alojamiento y quieres vivir una experiencia religiosa…¡reserva tu habitación en Gardiner House!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.