Siempre he sentido cierta devoción por los jardines botánicos y los jardines japoneses. Por eso, cuando Franc me habló del Molino de Inca, supe que este jardín botánico sería uno de mis rincones favoritos de Torremolinos. 

Torremolinos: cuna de los molinos de agua 

Poco o nada sabía de Torremolinos el día que decidimos visitar el Jardín Botánico Molino de Inca. Esta ciudad malagueña ha estado vinculada históricamente a los molinos de agua. De hecho, la importancia económica y social de los molinos se remonta a época árabe y hasta junio de 1923, cuando se llevó a cabo su expropiación para llevar aguas a Málaga. 

Y es que los manantiales existentes en la zona, muchos de ellos ubicados en el actual Camino de los Pinares, facilitaron su desarrollo y le dieron nombre al que se ha convertido en uno de los destinos turísticos malagueños más conocidos: Torremolinos. 

Cada uno de los molinos del municipio tenía un uso concreto: moler pan, producir papel de estraza, harina… De todos los que existían, el único que se conserva actualmente es el Molino de Inca, el más antiguo de todos. 

En lo que respecta a los manantiales de Torremolinos, es posible visitar a día de hoy el Manantial de Inca y Albercón del Rey. Sin embargo, no manan desde el 96 y por eso la extracción de agua de estos acuíferos se realiza gracias a siete sondeos repartidos por todo el municipio, tal y como explican desde Aguas de Torremolinos

El Molino de Inca

Historia

Es el molino más antiguo de Torremolinos y sus orígenes se remontan al año 1700 y lleva el nombre de su constructor: Don Joseph de Inca Méndez de Sotomayor, quien el 8 de agosto de aquel año obtuvo licencia del Cabildo de Málaga para la construcción de dos molinos harineros y también un martinete para batir cobre. 

Antes de la expropiación en 1923 de diversos molinos de la ciudad, el Molino de Inca era propiedad de Eduardo Nogales y no se utilizaba a pesar de los 5 metros de caída y un caudal de más de 22 litros de agua por segundo procedente del manantial de Inca. 

En 2003, el paraje donde se encuentra el Molino de Inca se convirtió en el jardín botánico de Torremolinos, que ubica una superficie de 40.000 metros cuadrados, y se ha convertido en uno de los lugares imprescindibles que ver en Torremolinos una mañana de domingo, por ejemplo. 

En la entrada al jardín botánico, justo al lado de la taquilla, podemos encontrar una réplica del molino gracias a la reparación de la estructura del mismo que se llevó a cabo. El funcionamiento de este molino ha sido posible con el desarrollo de un complejo sistema que utiliza la trayectoria del agua.

En febrero de 1926 el Molino de Inca fue visitado por el rey Alfonso III

La recuperación de este molino de agua harinero dio lugar a la adecuación de este entorno de manantiales y la creación del Jardín Botánico Molino de Inca, donde el agua de Torremolinos mantienen su protagonismo, no desde una óptica meramente decorativa, que también, sino porque es en este jardín donde se encuentran los nacimientos de dos grandes e importantes manantiales de Torremolinos: el de Inca y el del Albercón del Rey. Por cierto, este segundo manantial debe su nombre a la visita que el 13 de febrero de 1926 realizaron el rey Alfonso XIII y la reina Victoria Eugenia. 

Paseando por el jardín también es posible encontrar piedras de antiguos molinos, vestigios que en la ornamentación perfecta para el parque y todo un homenaje al pasado de la ciudad, conocida antaño como Torre de los Molinos. 

Aves exóticas y un trocito de Japón en el Molino de Inca

Si bien es más pequeño que el Jardín Botánico de Málaga, el de Torremolinos es perfecto para pasar una tranquila mañana de domingo en plena naturaleza. 

En su interior encontramos cerca de un millar de especies vegetales. Entre ellas, destacan 150 variedades de palmeras, tan típicas de la Costa del Sol, pero también 300 árboles, cerca de 400 arbustos y hasta un eucalipto centenario. Todo este ecosistema se puede observar desde los diferentes miradores, espacios que se han convertido en un auténtico remanso de calma y paz donde respirar aire puro mientras disfrutar de la belleza de este conjunto paisajístico natural. Los miradores están orientados hacia diversas áreas del jardín: Tropical, Boscosa y Frutal. 

Precisamente en la zona tropical encontramos uno de los estanques principales del Jardín Botánico Molino de Inca. Rodeada por medio centenar de especies palmíferas, en dicho estanque hay una representación escultórica de las cuatro estaciones. Personificadas en cuatro mujeres de corte clásico, esta composición representa el paso circular del tiempo.

Las cuatro estaciones en el Molino de Inca, Torremolinos
Representación de las cuatro estaciones

Otra de los árboles más emblemáticos que hay en este espacio natural es la Araucaria Excelsa, impotente con sus 50 metros de altura y con una vida centenaria y escondida en el centro de un bello y curioso laberinto. 

Además de ser una un espacio con una flora única, el jardín se ha convertido en el hogar de una docena de aves diferentes. Algunas de ellas son ejemplares únicos, como el búho real, el primero en cautividad nacido en el Jardín Botánico Molino de Inca. En total, 12 aviarios donde también viven halcones, guacamayos y águilas, entre otras aves preciosas. 

Una de las aves del Molino de Inca
El Molino de Inca cuenta con 12 aviarios

El otro factor que hace de este jardín un lugar imprescindible que ver en Torremolinos es su coqueto jardín japonés. En total, 500 metros cuadrados conformados por una colina desde la que observar el pequeño largo con tortugas y peces, una pequeña edificación de estilo japonés y el típico puente rojo. Todo en su conjunto nos tele transporta al país del sol naciente tan solo con cerrar los ojos.

Entradas y ubicación del Molino de Inca

El jardín botánico de Torremolinos se encuentra en el Camino de los Pilares, al lado de la autopista y detrás del parque acuático. 

La entrada Jardín Botánico Molino de Inca cuesta 3€, 1€ en caso estar empadronado en Torremolinos. Es gratis para niños y jubilados. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.