La tarde del sexto sábado de confinamiento la pasamos viendo una película mítica para quienes nacimos en los 90. Nos reencontramos con la Señora Doubtfire, con un entrañable Robin Williams al que todos hubiéramos querido tener como padre. La última vez que nos encontramos con Euphegenia fue hace unos años. En busca de cine en Nueva York, visitamos el Museo de la Imagen en Movimiento. Y allí estaba ella… 

Traje señora Doubtfire.
Uno de los vestidos de la señora Doubtfire.
Bustos de Robin Williams y la señora Doubtfire.

Cine en Nueva York: el Museo de la Imagen en Movimiento

Mi primera vez paseando por Times Square me sentí como en una película. La gente, los anuncios, las luces de neón… ¿cuántas veces había visto ese escenario a través de la pantalla? Imposible no perder la cuenta porque la ciudad que nunca duerme ha sido el escenario predilecto para infinidad de largometrajes.

momi cine en nueva york
Foto de Rick Marshall / CC BY

Además de la Señora Doubtfire, en el Museo de la Imagen en Movimiento (MoMI, por sus siglas en inglés) también vimos otras vestimentas y personajes como a la niña del exorcista o Chewbacca.

O la máscara, ¡de pequeña no me perdía ni un capítulo de la serie de dibujos! Y Jim Carrey está sublime haciendo de La Máscara en esta película de 1994.

Jim Carrey en La Máscara
Jim Carrey es el protagonista de La Máscara.

Y es que en este espacio dedicada al cine, la televisión y el vídeo (único en Estados Unidos) pudimos ver vestuario y atrezzo de películas históricas, como estos guantes de Toro Salvaje o las pelucas de Robert de Niro en Taxi Driver.

Incluso el guión de 2001: Odisea en el espacio.

Guion de la película 2001: Odisea en el espacio

Este Museo de la Imagen en Movimiento cuenta con una sala de proyecciones donde anualmente se proyectan cerca de 400 películas tanto de cine clásico como contemporáneo. Asimismo, durante la visita al Museo también es posible ver Behind the Screen, la exposición principal con más de 1.400 artefactos y que permiten hacer un recorrido por el mundo del cine, el vídeo y la televisión en sus diferentes vertientes y etapas: producción, promoción, exhibición… De hecho, es realmente curiosa su exposición de cámaras de cine o el set de televisión, por ejemplo. 

Televisiones y cine en Nueva York
Pasamos una tarde de cine en Nueva York descubriendo todos los rincones del MoMI.

El Museo también cuenta con una zona de videojuegos, donde volver a disfrutar con el Comecocos y otras salas para disfrutar de actividades interactivas como convertirnos en actores de doblaje de famosas escenas de cine. 

Historia del MoMI

A tan solo 20 minutos de Times Square, en Astoria (Queens), el MoMI abrió sus puertas en 1988 entre las paredes de un edificio muy simbólico, pues formaba parte del complejo Kaufman Astoria Studio, construidos en 1920 por Paramount Pictures. En estos estudios de la costa este se rodaron desde 1920 producciones de cine mudo y también algunos de los primeros filmes sonoros. También fue aquí donde se grabaron series míticas como Barrio Sésamo o Ley y Orden. 

En la década de 1940 los estudios se trasladaron a California y el edificio quedó en manos del ejército estadounidense, que lo utilizó para grabar películas de entrenamiento y propagandísticas para los soldados de la Segunda Guerra Mundial. 

Durante aquella época, era conocido como el Centro fotográfico Signal Corps pero en los 70 el ejército abandonó su puesto y el edificio quedó en el olvido, con su consecuente deterioro. Harían falta más de 10 años para que se convirtiera definitivamente en el Museo de la Imagen en Movimiento, pues el MoMI abrió sus puertas al público en 1988. 

Ubicación y horario

El Museo se encuentra en 36-01 35th Ave New York, NY 11106 Astoria (Queens). El horario de apertura es:

  • Martes a jueves: 10:30 a 17h
  • Viernes: 10:30 a 20h
  • Sábado y domingo: 10:30 a 18h

La entrada cuesta 15$ pero el MoMI cuenta con ofertas y descuentos. De hecho, nosotros aprovechamos para visitarlo un viernes por la tarde, cuando celebran los MoMI Free Friday Nights, pudiendo entrar gratis de 16 a 20h. 

Tres, dos, uno… ¡acción! 

Aunque la meca del cine está en Los Ángeles, Nueva York es mucho más que la ciudad de los rascacielos. Piénsalo bien, ¿dónde viste por primera vez algunos de los lugares más emblemáticos de Manhattan? ¡En películas, sin duda!

La industria del cine en Nueva York ha ido en ascenso desde los años 60. Por aquel entonces, para conseguir rodar en la ciudad se necesitaban al menos 50 permisos. Sin embargo, en el 66, el por aquel entonces alcalde de la ciudad, John V. Lindsay, prometió a su electorado convertir Nueva York en una ciudad de cine. 

Más de 50 años después, esa promesa sigue siendo una realidad. Y los datos lo avalan. Desde 2002 los rodajes de cine en Nueva York han supuesto más de 2.000 millones de dólares en ingresos directos para las arcas públicas. Además, el cine es también una importante fuente de creación de empleo. Solo en 2012 cerca de 130.000 neoyorquinos trabajaron en el sector. 
Por cierto, el desastroso final de nuestro viaje a Estados Unidos sí que es digno de una película de cine en Nueva York…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.