Lo que aprendí de Daniel Blake

Hace mucho tiempo que no paso por aquí. Y quizás no tenga excusas para no hacerlo, o así. Lo que está claro es que no voy a martirizarme por no cumplir unos de mis propósitos de año nuevo. Me lo voy a tomar con calma, aplicando la filosofía slow. Pero hoy no vengo para hablaros…