Aunque parece que la Navidad cada vez llega antes -en verano cuando voy a mi pueblo ya puedo comprar un décimo del Gordo en la churrería- a las verdaderas fiestas navideñas todavía le quedan dos días por llegar. Pero como tengo un máster del universo en procrastinar, esta vez no me pilla el toro y hoy llego al blog con 5 planes para Navidad.

Como veréis, he adelantado el post porque el domingo estaré poniéndome las botas con picoteos infinitos, el tradicional cóctel de gambas y todo lo que me pongan por delante porque, seamos realistas, nos pasamos el año cuidándonos pero cuando llega Navidad, comemos como si no hubiera un mañana, algo absurdo pero que llevamos grabado a fuego y solo nos arrepentimos el día 27 (en Cataluña el día 26 se celebra San Esteban) cuando nos cercioramos de que, ups, no podemos cerrar el botón del pantalón.

Pero…¿y qué más da lo que marque la báscula? La Navidad solo se celebra una vez al año así que…¡está todo permitido! Y ahora sí…os dejo 5 planes para Navidad, algunos topicazos y otros, simplemente, suelo hacerlos yo y quiero compartirlos con todos vosotros.

1.- Ver la lotería: Hace años que para mí se ha convertido en una tradición. Aunque esté trabajando, tengo la radio puesta para escuchar a los niños de San Ildefonso. Nunca me ha tocado el Gordo pero siempre se me pone la piel de gallina cuando escucho el testimonio de aquellos a los que sí. ¡Es emocionante!

2.- Hacer el amigo invisible: más que hacerlo…sería darlo. Pero, cuidadín y no seáis tan bocazas como yo, que siempre se me escapa y le cuento a alguien quién me ha tocado. Quizás voy tarde pero a mí el sorteo me gusta hacerlo en noviembre porque el presupuesto para el amigo invisible siempre suele ser reducido y en Internet podemos encontrar verdaderas gangas muy dignas y sorprendentes.

3.- Hacer algún plan en familia. Nosotros, en casa, somos literalmente cuatro gatos -mis padres, mi hermana y yo-. Así que todas las cenas y comidas las hacemos juntos pero el plan tradicional para Navidad es…¡poner el árbol! En esta época, con mi pareja, también aprovechamos para ir con sus primos pequeños a ver alguna película de dibujos al cine. En esta ocasión nos tocará…¡Coco!, que me han dicho que es realmente maravillosa.

4.- Visitar algún mercadillo navideño. Si vives en Barcelona sabrás que no eres un ciudadano de bien si no pasas por la Fira de Santa Llúcia. Aunque, si eres un afortunado, podrás ir cualquier mañana entre semana y pasear tranquilamente y no como si fueras una sardina en lata…que es lo que me pasó a mí por ir un domingo a las 6 de la tarde. U_U

5.- Comer, comer y comer. Creo que es el único plan para Navidad al que ninguno de nosotros fallamos. Y me parece genial! Muchos de los mejores recuerdos que tengo pasaron alrededor de una mesa, con amigos, con familia, con los compañeros del trabajo…

¿Qué planes tenéis vosotros para Navidad? ¡Felices fiestas!

N 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *